¿Cómo limpiar cristales y eliminar la cal? Esta es una de las preguntas que nos hacen más a menudo nuestros clientes, amigos y conocidos, ya que a lo largo del invierno, sobretodo si hay lluvias abundantes, la cal se va acumulando en la parte exterior de los cristales, además de en espejos, mamparas de baño, etc.

En MRL Servicios utilizamos distintos productos profesionales para enfrentarnos a la cal y la suciedad de ventanas y cristales, pero entendemos que no siempre es factible recurrir a servicios profesionales para la limpieza de los cristales. Por eso, te traemos nuestra receta casera para la limpieza y mantenimiento de los cristales, con productos “de andar por casa”, como es habitual en esta sección de nuestra página web.

Uno de los productos que sirve para limpiar, es barato y muy eficaz es el vinagre blanco, debido a sus propiedades desinfectantes y su alto poder limpiador. Son muchos los usos que tiene en el hogar, dada su alta concentración de ácido acético y ácido gálico que son dos potentes antimicrobianos y, por supuesto tienen un alto poder abrillantador.

Estas propiedades convierten el vinagre blanco en el perfecto aliado para limpiar cristales, ya que desprende con facilidad la suciedad, desinfecta y abrillanta las superficies de un modo natural.

Para aplicar esta receta casera necesitarás:

  • 250 ml de vinagre blanco
  • 1 l de agua, destilada, a ser posible
  • 2 balletas de microfibra
  • Un rascador de vitrocerámica

Una vez tenemos claro todos los productos necesarios, haremos una mezcla del vinagre y el agua tibia, y utilizando una de nuestras balletas, frotaremos la superficie a limpiar, siempre de arriba abajo y de izquierda a derecha, y verás como la mayoría de las manchas de cal salen sin problema.

En el caso de que queden restos persistentes de cal y suciedad en los cristales, puedes utilizar el rascador de vitrocerámicas, deslizando la cuchilla paralela al cristal de manera suave para evitar rayar la superficie.

Por último, pasamos una balleta de microfibra seca para eliminar los restos del líquido y suciedad.

En el caso de ventanas extraíbles o desmontables, ¡ten cuidado! Baja la persiana para evitar accidentes, ya que una ventana es un objeto contundente que puede dañar a los viandantes. Con la persiana bajada podrás retirar la ventana de los raíles o bisagras con total seguridad sin herir a nadie.

Recuerda volverla a bajar cuando vayas a colocar de nuevo la ventana tras su limpieza.

Y por último, recuerda que aunque este remedio tiene probada su eficacia, no está de más contar con profesionales como nosotros al terminar la época de lluvias para que den un acabado profesional a tus cristales, los protejan y luzcan como nuevos hasta el próximo invierno. Solicítanos presupuesto sin compromiso.

Y por último, te dejamos esta imagen con el paso a paso para que la descargues y se la envíes a tus amigos. remedio casero para limpiar cristales