En MRL Servicios, sabemos que en Salamanca, el polvo es realmente un problema, y así nos lo hacen saber muchos de nuestros clientes con la pregunta ¿Cómo limpiar el polvo? Por eso te contamos algunos trucos sin que se convierta en una tarea tediosa.

Por las condiciones climáticas de Salamanca, te habrás dado cuenta de que se genera gran cantidad de polvo y pelusa, y si además los suelos son de madera… ¡Para qué queremos más! Pero no te apures, que aquí te traemos un par de trucos para que no pases la vida limpiando polvo, sin que tengas que tener toda tu casa cubierta con sábanas.

El polvo y la pelusa se componen de pelos, heces de insectos, piel muerta, telarañas, partículas de fibras, migas y restos de comida… y es inevitable… Además, es la principal causa de reacciones alérgicas en el hogar, por lo que sin duda, hay que limpiarlo asiduamente.

Para empezar, te presentamos algunas herramientas que puedes usar para limpiar:

  • Mopas de polvo

La mopa es uno de los elementos más eficaces para recoger el polvo del suelo, sobretodo si este es liso. Su secreto está en su capacidad de retención de la dsuciedad volátil. En combinación con un spray abrillantador antipolvo además de limpiar, abrillanta los suelos, ahorrándote un tiempo. Además, las propiedades antiestáticas de estos productos propiciarán que se acumule menos suciedad.

  • Paños de microfibra.

Estas fibras sintéticas tienen múltiples ventajas frente a los tradicionales paños de algodón, ya que tienen una alta capacidad de absorción y secado, además es tan suave como el algodón, por lo que no daña muebles ni superficies delicadas.

  • Zonas de difícil acceso: plumero

Las plumas, con su ligereza, permiten alcanzar zonas de difícil acceso, como rincones, estanterías, recovecos, radiadores y conductos de ventilación…

Si tu duda es usar un plumero natural o sintético… Cada uno tiene sus ventajas. La electricidad estática que generan las plumas atrae el polvo con mayor facilidad, y basta sacudirlos al aire libre para que estén listos de nuevo para su uso.

Como ventaja de los sintéticos, está su duración y la posibilidad de someterlos a lavados a máquina.

Y ahora que tenemos claro quienes son nuestros aliados…

Vamos con el proceso de limpieza:

  • Barrido: realiza un barrido con una escoba adecuada al tipo de suelo. Pon especial atención en los zócalos y rodapiés, además de la parte inferior del mobiliario, como armarios, mesas auxiliares y sofás.
  • Pasa el polvo de muebles y decoración, usando en cada caso, la herramienta más adecuada para ello. Pon especial cuidado en radiadores, conductos de ventilación y esquinas de los muebles, además de la parte superior, que suele acumular gran cantidad de polvo por su difícil acceso.
  • Si tienes posibilidad, pasa una mopa regularmente tras el barrido, te ayudará a eliminar el polvo persistente.
  • Utiliza productos antipolvo que te ayuden a que no se acumule en las distintas superficies, además, estos productos valen como abrillantadores también.
  • Por último, recuerda que debes utilizar productos adecuados para cada tipo de suelo… ¿No recuerdas cuáles son? En nuestro blog te hemos dado algunas ideas: puedes encontrarlas aquí: https://www.mrlservicios.com/actualidad/ donde además, puedes leer otros consejos de limpieza muy útiles, probados por nuestro personal.

 

¿Cómo Limpiar el polvo?