Si en una casa hay algo que da un toque personal, son las alfombras: diversos materiales, colores, estilos… Pero cuando llega el verano, todos nos enfrentamos a la misma pregunta: ¿Cómo limpiar alfombras? En MRL Limpiezas te lo contamos paso a paso, para que no pierdas tiempo buscando y leyendo mil trucos distintos que acaban generando dudas. ¿Te ha pasado, verdad?

 

La limpieza de las alfombras es necesaria al menos una vez al año, ya que acumulan gran cantidad de polvo y ácaros… sí, no se ve, pero como diría Julio Iglesias: Está ahí, y lo sabes.

¿Cómo limpiar alfombras? Remedio casero MRL Limpieza

Así que para no hacerte perder más tiempo, vamos a empezar con la tediosa labor de la limpieza de las alfombras.

  • Lo primero que debes hacer es sacudirla (sí, aunque la hayas aspirado), las alfombras son expertas en acumular restos de polvo, cabello y otros restos.
  • Una vez la has sacudido, con un cepillo, extiende bicarbonato sódico por toda la superficie de la alfombra, ya que este compuesto elimina olores y pequeñas manchas en la alfombra.
  • Aspira el bicarbonato, y pasa una fregona con detergente neutro muy bien escurrida por las dos caras de la alfombra.
  • ¿Marcas de muebles? No problema! Pon un cubito de hielo en la zona, y deja que se derrita, el agua devolverá las fibras a su posición original cuando se seque.
  • Si hay manchas persistentes o muy grandes que no se han eliminado siguiendo los pasos anteriores, no te preocupes, utiliza una disolución de vinagre blanco y agua (ya la hemos usado en otros trucos anteriores) y frota la mancha de fuera hacia adentro, para evitar que se extienda por todo el tejido.
  • Ya tenemos nuestra alfombra libre de olores, suciedad y manchas… ¿Qué hacemos ahora? Aspirarla, claro. Tan solo has de tener en cuenta una cosa: Si la alfombra es de pelo corto, aspira siempre a contrapelo. Si, por el contrario, se trata de una alfombra de fibras largas, hazlo a la inversa.

Con estos sencillos pasos mantendrás tu alfombra limpia y suave por mucho tiempo… Y si eres de los que en verano las guardan, te recomendamos que lo hagas enrollándola entre dos sábanas bajeras para evitar que coja polvo y que el calor y la luz la dañen. Además, puedes añadir lavanda o romero, para perfumar las alfombras de forma natural.

Además, si quieres tener estos consejos claros, te dejamos nuestra tabla resumen, para que te sea más fácil, ya que la puedes almacenar en tu móvil.